En estas fechas aumentan las intoxicaciones alimentarias, la solución es una correcta implantación del sistema APPCC

Las fechas navideñas son sinónimo de celebraciones multitudinarias, comidas y cenas fuera de casa donde, generalmente, consumimos alimentos que presentan más riesgo de contaminación, lo que suele provocar el aumento de las intoxicaciones alimentarias, y sus temidos síntomas como náuseas, vómitos, diarreas, dolor abdominal, pérdida del apetito y debilidad.

Las toxiinfecciones alimentarias son provocadas por bacterias, virus o parásitos que se posan en los alimentos debido, en la mayoría de los casos, por manipular, preparar o conservar inadecuadamente los alimentos.

Hemos escrito mucho sobre la legislación que deben respetar los establecimientos de hostelería y en general todos aquellos establecimientos en los que se manipulan alimentos, pero recordamos las normas básicas porque creemos que son de suma importancia:

Respetar el Reglamento sobre las Correctas Prácticas de Higiene (APPCC y GPCH).

Este requisito es indispensable para evitar una intoxicación alimentaria. La normativa persigue preservar la salud de los consumidores, y para ello establece medidas para garantizar la seguridad en la cadena que sigue el alimento y unos determinados protocolos de higiene.

Adaptación a la normativa de alérgenos.

Este requisito es absolutamente ineludible: una persona que ingiere un alimento que le produce alergia puede sufrir un shock anafiláctico que, en los casos más graves, puede conducir a la muerte. Según el Reglamento 1169/2011 de la Unión Europea, los bares y restaurantes deben informar sobre los 14 alérgenos principales aunque los clientes no pregunten.

Control y prevención de plagas.

Esto también resulta evidente, y es que las plagas son vectores de diversas enfermedades y pueden contaminar los alimentos y provocar una intoxicación alimentaria en los consumidores. En Alesza le ayudamos a cumplir con el Real Decreto 3484/2000, de 29 de diciembre, por el que se establecen las normas de higiene para la elaboración, distribución y comercio de comidas preparadas donde especifica que todos aquellos negocios de carácter permanente deben contar con un protocolo para el control de plagas.

Las sanciones en materia de salud pública por su incumplimiento, van desde los 3.000€ a 600.000€ incluso al cierre del local.

Medidas para evitar la Legionella.

La legionelosis es una enfermedad causada por una bacteria, y el contagio se transmite por inhalación. Para los bares y restaurantes que posean nebulizadores es recomendable adoptar precauciones.

Con la idea de evitar posibles riesgos en estos días donde hay una mayor afluencia de comensales en los establecimientos de hostelería, es muy importante extremar al máximo las medidas preventivas y cumplir con la legislación vigente en todo momento para evitar riesgos innecesarios a nuestros clientes.

En Alesza Services contamos con Equipo altamente cualificado y la experiencia de más de 35 años para ofrecerle la mejor orientación y el mejor Servicio de Calidad Alimentaria, Sanidad Ambiental, Higiene Ambiental y Calidad Ambiental.

Consulte a nuestros Técnicos Especialistas: 900 264 462

Jade Pradana – Departamento de Calidad Alimentaria.

Comparta en sus plataformas

Artículos relacionados:

Título