MAPAS ACTUALIZADOS DE LA DISTRIBUCIÓN DE GARRAPATAS EN ESPAÑA

Además de provocar repulsión, las garrapatas pueden actuar como vectores de una serie de enfermedades, dependiendo de los virus y bacterias que circulen por las distintas zonas geográficas. El ECDC ha actualizado los mapas de distribución de garrapatas en Europa, en los que destacamos la distribución en España de cinco especies distintas.

Las garrapatas pueden transmitir enfermedades, entre las que en España destacan principalmente las de origen bacteriano, como la enfermedad de Lyme, la fiebre botonosa, la anaplasmosis, la tularemia y la babesiosis. A la lista hay que sumar enfermedades víricas, como el virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo y también otras patologías no puramente infecciosas, como la parálisis neurotóxica.

Aunque en España la probabilidad de desarrollar enfermedades tras la picadura de una garrapata es baja, ante la posibilidad de entrar en contacto con estos ácaros parásitos, hay que tomar precauciones.

El Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC) actualiza de forma periódica la distribución geográfica conocida de las garrapatas en Europa, que, probablemente debido al cambio climático, en los últimos años tienden a aparecer en lugares de mayor altitud sobre el nivel del mar y en latitudes más altas.

A continuación detallamos la distribución actual conocida en España de las principales especies de garrapatas:

Ixodes ricinus

Ixodes ricinus es una garrapata autóctona que puede sobrevivir bajo condiciones ambientales diversas pero necesita un alto grado de humedad. Se observa principalmente en Europa en bosques de hoja caduca y bosques mixtos, pero se puede encontrar también en una variedad de hábitats con un microclima húmedo y donde encuentre a sus anfitriones de sangre. Esta garrapata está involucrada en la transmisión de una gran diversidad de patógenos de importancia médica y veterinaria, incluidos el virus de la encefalitis transmitida por garrapatas y la bacteria Borrelia burgdorferi, causante de la borreliosis de Lyme.

Hyalomma marginatum

Hyalomma marginatum es un ectoparásito común de las aves migratorias. Los estadios inmaduros pueden permanecen unidos a su anfitrión hasta 26 dias, lo que les permite el transporte pasivo entre continentes. Aunque es difícil que garrapatas que migran a grandes distancias puedan establecerse, las aves que migran a distancias cortas tienen más posibilidades de establecer poblaciones de garrapatas en nuevas zonas.

Esta especie tiene una gran capacidad para soportar una amplia gama de condiciones de temperatura y humedad. Está presente en una variedad de hábitats, incluyendo zonas áridas, marismas y matorrales, lo que hace hace que sea extremadamente difícil erradicarla a gran escala

Hyalomma marginatum es el principal vector del virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Gongo.

Ornithodoros spp

Las garrapatas de especies Ornithodoros se consideran el mejor reservorio de las espiroquetas del género Borrelia causante de la fiebre recurrente transmitida por garrapatas, que pueden transmitir a humanos. Esto es debido a su capacidad de albergar estos patógenos durante varios años y de transmitirlos de garrapata a garrapata; a través de los estadios vitales, por via trans-ovárica y venérea.

Este tipo de garrapatas tiene una gran capacidad de sobrevivir períodos extremadamente largos sin alimentarse de sangre.

Dermacentor reticulatus

Dermacentor reticulatus es la segunda garrapata más notificada en Europa central, después de Ixodes ricinus. Es una especie presente preferentemente en zonas más frias que el clima mediterráneo.

Las larvas y ninfas se alimentan de ciertos roedores, mientras que los adultos lo hacen en mamíferos más grandes como el ganado, ciervos y perros, pero ocasionalmente también muerden a humanos.

Dermacentor reticulatus es vector y huésped final de Babesia canis canis, un parásito de los perros.

Rhipicephalus sanguineus

Rhipicephalus sanguineus, o garrapata marrón del perro, tiene una distribución mundial en áreas con un clima relativamente cálido, que incluye inviernos suaves. Esta garrapata juega un papel importante como vector de varios patógenos animales y humanos, incluyendo bacterias y protozoos.

Cómo protegerse de las garrapatas

Si vamos a permanecer en zonas con riesgo de contacto con garrapatas, estas son algunas recomendaciones para protegerse de las garrapatas:

Utilizar ropa adecuada: ropa de colores claros, pantalón largo metido por dentro de los calcetines, manga larga, gorra y camiseta por el interior del pantalón.
Mantener un tratamiento antiparasitario adecuado en perros
Utilizar un repelente adecuado
Evitar pasar por zonas con hierbas altas, las garrapatas suelen esperar a su hospedador en la parte superior de la vegetación
Procurar caminar por el centro de los senderos y no sentarse o tumbarse en sus orillas.
No tocar el ganado ni los animales silvestres.
Revisar la posible presencia de garrapatas en la ropa durante y al acabar el paseo.
Las picaduras no suelen generar dolor ni picor, por eso es importante después de pasear revisar la ropa, el cuerpo y también al perro. Las larvas de garrapatas son muy pequeñas, por lo que esta revisión debe ser completa, poniendo especial atención en zonas donde la piel es fina, tiene mayor flujo sanguíneo o forma pliegues (ingles, axilas, cabeza, parte posterior de orejas, codos, rodillas, etc.)

Fuente.