Evitar la proliferación de la bacteria de la legionela durante los meses de verano es posible con el correcto mantenimiento de los equipos.

A la vista del borrador del nuevo Real Decreto sobre Legionela en el que trabaja el Ministerio de Sanidad, y considerando que puede tratarse de una oportunidad para revisar y adaptar la normativa existente a las necesidades actuales, el Grupo de Refrigeración Evaporativa de AEFYT (Asociación Española del Frío y sus Tecnologías)  reclama la utilización de técnicas rápidas de detección en las instalaciones susceptibles de albergar la bacteria de la Legionela, así como una correlación entre los niveles recogidos en el borrador y los fijados en la Norma UNE 100030, que establece el marco de prevención y control de la Legionela.

El Grupo de Refrigeración Evaporativa de AEFYT ha trabajado, desde su creación, a favor de la prevención, control y detección de la Legionela, colaborando siempre que ha sido necesario con las administraciones públicas en esta labor.

El nuevo Real Decreto sobre criterios higiénico-sanitarios para la prevención y el control de la legionelosis se publicará a lo largo de este año 2021, derogará el actual Real Decreto 865/2003 por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y el control de la legionelosis y modificará el marco regulatorio con objeto de adecuarlo a la información epidemiológica de la que se dispone actualmente en España. El objetivo no es otro que actualizar la normativa vigente con objeto de adaptarla a los conocimientos técnicos y los métodos analíticos y de muestreo existentes a día de hoy, así como a la formación del personal que realiza el mantenimiento de las instalaciones.

Como parte del proceso de redacción y en el marco abierto por el Ministerio para formular alegaciones y realizar aportaciones al proyecto, el Grupo de Fabricantes de Refrigeración Evaporativa ha presentado diferentes alegaciones, ya que considera que el nuevo Real Decreto sobre la Legionela no es coherente con la normativa actual.

Por una parte, el Grupo ha manifestado su desacuerdo con los niveles de Legionela recogidos en el nuevo Real Decreto, en la medida que no se corresponden con los aprobados con motivo de la actualización, en 2017, de la Norma UNE 100030, que establece el marco de prevención y control de la Legionela. Dicha norma, revisada con la colaboración del Grupo de Torres a fin de introducir los aspectos necesarios para ajustar las especificaciones técnicas a las necesidades del mercado, salió adelante con apoyo de la Comunidad de Madrid y del Ministerio de Sanidad y con unos niveles de Legionela que se dieron por adecuados. Cuatro años después, el incremento de la seguridad socio-sanitaria y el ahorro de costes han sido los principales beneficios de su revisión, quedando demostrada la eficacia de la actualización realizada.

El Grupo considera que la Norma UNE representa en sí misma un argumento suficiente como para que el nuevo Real Decreto la tome como base en lo que se refiere a los niveles de Legionela a considerar y las actuaciones a establecer en cada caso, siendo necesario volver sobre ella.

En segundo lugar, se quiere reivindicar la utilización generalizada de las técnicas rápidas de detección en las instalaciones susceptibles de albergar la bacteria de la Legionela, en la medida que son actuales, contrastadas y de gran utilidad, siempre que cuenten con sus correspondientes certificaciones.

En resumen, el nuevo borrador no es coherente con la normativa existente, por este motivo desde el Grupo de Refrigeración Evaporativa se ha reclamado que recoja los niveles de Legionela establecidos en la Norma UNE, cuya validez ha quedado demostrada.

Comparta en sus plataformas