Los trabajadores que vuelven a sus oficinas y la petición más repetida: un aire limpio y regenerado