La prevención, clave a la hora de luchar contra las termitas